Inicio > General > Donald Trump y el Sector Turismo. Repercusiones para España

Donald Trump y el Sector Turismo. Repercusiones para España

jueves, 30 de marzo de 2017

b_844e8a2a52db4095638629f2bc70db7d

 

Donald Trump gano las recientes elecciones en EE.UU por una diferencia de 200.000 votos. Aunque Hillary Clinton consiguió un 47,7% de los votos populares frente al 47,5% de Donald Trump los votos electorales fueron mayoritariamente para Trump con 289 frente a los 281 de Clinton.

Donal Trump posee un fuerte negocio hotelero con reputación en el sector turístico. Su negocio conto inicialmente con el apoyo de su padre un rico constructor del barrio de Queens. Donald Trump legalmente podría dirigir sus hoteles y a EE.UU, aunque Trump Hotels será gestionada por sus hijos que ya desde el año 2007 son vicepresidentes ejecutivos de desarrollo y compras. Lo que no será tan fácil de separar es si algunas leyes o políticas impulsadas por su administración podrían favorecer sus negocios aunque a nivel federal este prohibido.

Igualmente el sector no lo observaba ya con buenos ojos antes de las elecciones. Según una encuesta de World Travel Market a 2.000 profesionales que trabajan en el sector turístico el 7% preferían al candidato republicano Donal Trump frente al 60% que se decantaban por la candidata demócrata Hillary Clinton para favorecer al Sector Turístico. Aunque Donald Trump es un importante hotelero y conoce el sector, Hillary ofrecía mayor estabilidad internacional apoyando las políticas comenzadas por su antecesor Barack Obama. El discurso anti-inmigración de Donald Trump, las dudas que genera el nuevo presidente con China, indicando que traería de vuelta a EE.UU. ciertas fabricas que están en China, la creación del muro con México o el nuevo estatus que puede tener con Cuba genera una cierta inestabilidad en el sector turístico.

¿Y respecto a España cómo le afecta?  Actualmente sólo un 2,5% de los 68 millones de turistas extranjeros que suelen visitar España son de EE.UU. No afecta tanto a priori como las decisión del Reino Unido con su salida de la Unión Europea a través del Brexit pero habrá que analizarlo.

En base a lo anterior:

1.- ¿Cómo está afectando las leyes anti-inmigrantes de Trump al turismo en EE.UU.?

2.- ¿Qué leyes estatales se han creado o se pueden crear para evitar mezclar los negocios personales y la política en EE.UU.?

3.- ¿Efectos en el Turismo en España provocados por Donald Trump?.

 

Categories: General Tags:
  1. juditfontes
    sábado, 1 de abril de 2017 a las 14:40 | #1

    1. El turismo en EE.UU. se ha visto inevitablemente afectado por las leyes anti-inmigrantes del nuevo presidente Donald Trump. Si es cierto que en su mayoría, los países que atraviesan cambios políticos sufren como consecuencia una mayor o menor inestabilidad, y como no, el sector turístico se ve perjudicado.
    En el caso de Estados Unidos esta situación se ha visto agravada por las directas declaraciones de Trump al colectivo inmigrante, que hacen que la percepción exterior sea de un país menos receptivo.
    Tras el primer veto migratorio las reservas de turistas cayeron un 6.5% y tras el anuncio de la elaboración de una nueva prohibición, esta vez revisada, volvieron a descender en un 4%.
    Las caídas en reservas de vuelos han ido descendiendo gradualmente desde la victoria de Trump, pero se vieron acentuadas en las fechas de emisión de los decretos presidenciales para suspender temporalmente el programa de acogida de refugiados y las llegadas a EE.UU. desde seis países de mayoría musulmana. Aunque ambos decretos han sido suspendidos, no ha influido en la decisión extranjera de cancelar sus viajes a EE.UU. por temor a las medidas que se puedan tomar en un futuro.
    Incluso la riqueza generada por el turismo se ha visto mermada desde el último trimestre de 2016, en el cuál se incluye la victoria en las elecciones de Trump (Noviembre 2016), cayendo un 3.3%.
    La retórica y las políticas aislacionistas del nuevo presidente podrían disuadir de viajar a EE.UU. a 6.3 millones de extranjeros, lo que extrapolado al gasto medio de los visitantes equivaldría a perder 30.000 millones de dólares anuales en ingresos. Sin duda se trata de un duro golpe, tanto para el sector turístico como para el conjunto de la economía de Estados Unidos.

    2. Trump cuenta con la participación en 500 empresas en su patrimonio, distribuidas entre más de 20 países, por lo que podría verse tentado de ajustar normas, impuestos o incluso política exterior en su beneficio o a sus socios comerciales, desde ahora su imperio privado, un entramado de empresas de diferentes sectores, coexiste en paralelo con su nuevo imperio público.
    Desde su victoria se ha visto presionado para que deje de lado todos sus negocios, con el objetivo de evitar todo este tema de manipulaciones e intereses económicos que enturbian todo el entramado Trump, pero a pesar de esto, documentos publicados bajo la Ley de Libertad de Información prueban que la Trump Organization sigue ligada al número de seguridad social de Trump, que Trump recibirá informes de lo que gana o pierde y que seguirá teniendo el poder de relevar del cargo a sus hijos.
    La declaración de impuestos del presidente podría arrogar más datos, pero no está obligado a dar detalles de sus finanzas personales hasta el segundo año de mandato, aspecto que podría ser modificado ya que solo con esa declaración se podría ver, exactamente, dónde tiene inversiones y propiedades, y cuánto.
    La ley de conflictos de interés que fue aprobada en 1989 no afecta al presidente, aunque sí a la mayoría de altos funcionarios. La ley les prohíbe, por ejemplo, tener empresas que lleven su nombre. El prescindir de esta exención cubriría otra parte del patrimonio Trump.

    3. Como se cita en el texto anterior, la presencia de turista estadounidense solo supone un pequeño porcentaje del total recibido a lo largo del año, pero si lo que se consigue con la puesta al frente del país al presidente Trump es una apreciación del dólar, no cabe duda de que su población verá beneficiado su poder adquisitivo y por lo tanto, España podría conseguir que este 2.5% de 2015 aumentara.
    También es cierto que EE.UU. es un fuerte competidor de España en materia turística, por lo que la inestabilidad a la que hacía referencia en la pregunta número 1, y la percepción de la población extranjera de Estados Unidos como un destino inseguro o poco tolerante, la pueden hacer decantarse por España como destino turístico.

  2. Maru
    sábado, 1 de abril de 2017 a las 21:58 | #2

    1. ¿Cómo está afectando las leyes anti-inmigrantes de Trump al turismo en EE.UU.?
    La política de Donald Trump, centrada en la inmigración y la relación con México y algunos países musulmanes, está teniendo un impacto directo en el rendimiento del turismo en EE.UU.
    Dara Khosrowshahi, consejero delegado de Expedia (la mayor compañía de viajes del mundo), afirma que los hoteles y las aerolíneas estadounidenses están bajando sus precios debido a que muchos turistas no están viajando al país norteamericano por las políticas de inmigración tomadas por el presidente Donald Trump.
    Desde Expedia advierten de que el sector turístico de EE.UU. deberá de hacer frente a un año complicado por la falta de interés de muchos turistas de viajar al país. “Si el sector turístico en EE.UU. quiere hacer frente a la disminución del volumen de ventas (de hoteles y vuelos), deberá baja los precios, y efectivamente los precios han caído”, declara Khosrowshahi.
    En febrero de este año, las aerolíneas más importantes de Estados Unidos (United, Delta y American Airlines) sufrieron una caída en sus ingresos del 2,5% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

    2. ¿Qué leyes estatales se han creado o se pueden crear para evitar mezclar los negocios personales y la política en EE.UU.?
    Donald Trump cuenta con numerosas empresas repartidas en varios sectores y países. Su imperio privado coexiste en parelelo con su imperio público. Trump no ha hecho declaración fiscal y nadie conoce el verdadero alcance de sus negocios.
    Craig Holman, lobista de ética gubernamental y miembro de Public Citizen (una asociación sin ánimo de lucro que monitoriza la acción del gobierno), afirma que será complicado saber exactamente dónde Trump tiene propiedades e inversiones, incluso cuando se vea obligado a realizar la declaración fiscal durante su segundo año de mandato.
    Trump es totalmente consciente de que está blindado por la ley de conflictos de interés (aprobada en 1989) y se refirió a ello declarando en “The New York Times” que “la ley está totalmente a mi favor”. Ha decidido dejar su empresa, La Trump Organization, en manos de sus hijos mayores en vez de dejar sus negocios en manos de un “trust ciego” como hicieron antiguos presidentes norteamericanos.

    3.- ¿Efectos en el Turismo en España provocados por Donald Trump?.
    Sólo un 2,5% de los 68 millones de turistas extranjeros que suelen visitar España son de EE.UU. por lo que parece que la política llevada a cabo por Trump no afectará mucho al sector turístico en España, sin embargo, los turistas extranjeros de nacionalidad norteamericana son los que más han aumentado su porcentaje de llegada a España en el último año y podría seguir aumentando.

  3. Javier Abad
    sábado, 1 de abril de 2017 a las 23:45 | #3

    1. La política de gobierno de Donald Trump, concretamente el decreto anti-inmigración está afectando negativamente al turismo de los EE.UU. Los mercados emisores más afectados son obviamente los siete países musulmanes afectados por el veto, pero la prohibición ha tenido un efecto rebote en el tráfico de turistas de todo el mundo.
    Según datos pertenecientes a la primera semana de febrero, recabados por el portal hosteltur, el número de visitantes ha disminuido un 6,5% respecto al año anterior. Según proyecciones de la consultora Tourism Economics, la política aislacionista de Trump podría provocar que 6,3 millones de extranjeros visitasen EE.UU, lo que significaría perder 30.000 millones de dólares anuales en ingresos.
    No obstante recordemos que este veto sigue paralizado en los juzgados y aún no se ha hecho efectivo, por lo que el sector turístico tendrá que permanecer a la espera.

    2. Donald Trump, el presidente con la mayor acumulación de intereses económicos en la historia de los EE.UU, plantea discusión constitucional, ética y política sobre la separación entre los negocios y la Presidencia. Su respuesta a esta discusión ha sido dejar su organización en manos de un fideicomiso que gestionarán sus hijos. Al ser un caso sin precedentes, la Constitución y la legislación dejan mucho espacio para la interpretación lo cual beneficia a Trump.
    Numerosos expertos en ética han dicho que la única forma en la que Trump puede evitar potenciales conflictos de interés es liquidando todos sus activos y colocando el producto de la venta en un fideicomiso ciego, pero esta alternativa parece no estar siendo considerada por el magnate estadounidense.

    3. Es difícil prever como afectarán la política de Donald Trump al turismo español, ya que aún lleva poco tiempo en la presidencia y aún no sabemos qué medidas tomará en cuanto al turismo se refiere. De momento el sector turístico español se muestra expectante. Martí Sarrate, presidente de la asociación empresarial de agencias de viaje ACAVE, comenta que este destino está ahora en temporada baja y también resalta la depreciación del dólar como posible incentivo. También una parte del sector se muestra optimista ya que el presidente estadounidense es un empresario del sector turístico y dudan que tome medidas que puedan afectar a este de forma negativa.

  4. beagallego
    domingo, 2 de abril de 2017 a las 16:56 | #4

    1. El primer veto propuesto por Donald Trump en las leyes anti-inmigrantes con el objetivo de poner fin la entrada de refugiados y viajeros de los 7 países musulmanes (Irán, Iraq, Libia, Sudán, Somalia, Siria y Yemen), inició la decadencia del turismo de los Estados Unidos. Actualmente, el último veto migratorio ha sido suspendido de manera indefinida por el magistrado federal Derrick K. Watson quien afirma que el veto “contradice una cláusula de la Constitución estadounidense que protege la libertad religiosa”. Esta propuesta de “prohibición de ingreso” podría costarle a Estados Unidos hasta 71.000 millones de dolares al año y hasta 132.000 puestos de trabajo.

    Esta nueva política que el Gobierno de Estados Unidos ha puesto en marcha, ha generado un descontento de una gran parte de la ciudadanía norteamericana. David Scowsill (presidente y consejero delegado de la WTTC, ) defiende que todas las personas “tienen derecho a cruzar las fronteras internacionales”. Asimismo, afirma que “El sector de los viajes y el turismo elimina las divisiones entre culturas, genera una coexistencia más pacífica. Nuestro sector es responsable de los medios de subsistencia de millones de personas en todo el mundo. Estados Unidos ha sufrido en el pasado por políticas aislacionistas similares. Instamos a la Administración Trump a reconsiderar esta prohibición”. También la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha protestado en contra de la medida ya que muchos pasajeros no han podido acceder al país en controles aduaneros.

    Según los datos recogidos por la consultora Forward Keys, las reservas de turistas en Estados Unidos comenzaron a caer un 6’5% y con el comunicado del segundo veto migratorio, los descensos se repitieron un 4%. Páginas webs de reservas de billetes de avión como Hopper o Kayak, entre otras, han protagonizado caídas en las ventas de vuelos hacia Estados Unidos. En el pasado mes de febrero, tres aerolíneas estadounidenses (Delta, United y American Airlines) disminuyeron sus ingresos del 2’5% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Como consecuencia, las aerolíneas han reducido hasta un 6% las plazas de sus aviones.

    2. Donald Trump ha sido el hombre más rico, con una fortuna privada y un imperio comercial tan grande, en llegar a la presidencia de los Estados Unidos. A pesar de que se tiene constancia de que cuenta con la participación de al menos 500 empresas repartidas en 23 países, el presidente no ha querido revelar su declaración fiscal ya que no está obligado hasta el segundo año de mandato. Este caso plantea una reflexión a fondo sobre la vinculación entre los negocios personales y la política.

    Ha saltado la preocupación por un conflicto de intereses por el propio presidente Trump. Cabe destacar que en Estados Unidos existe una ley anti-nepotismo (promulgada después del nombramiento del hermano de John Kennedy como Fiscal General) que prohíbe a cualquier funcionario público promover a parientes “a una posición civil en la agencia en que está sirviendo o sobre la cual ejerce jurisdicción o control”. Asimismo, la ley anti-nepotismo menciona que “una persona nombrada (…) en violación de esta sección no tiene derecho a paga”. De este modo, el presidente ha nombrado Jared Kushner (marido de su hija, Ivanka Trump) como asesor principal de la Casa Blanca (entre otros muchos nombramientos dentro de la familia Trump), después de renunciar a un salario. Incluso se anunció el cede de las operaciones de las empresas de Trump a sus hijos. La controversia sobre este hecho ha planteado serios problemas constitucionales con respecto a la separación de poderes.

    3. La economía de Estados Unidos es la más influyente del mundo. Debido a esto, el concepto de “imperialismo estadounidense” es aceptado por la mayor parte de la comunidad internacional hasta nuestros días. Cada cambio que se produce en la nación norteamericana tiene un alto impacto en la comunidad internacional.

    En cuanto al turismo en España, la aportación de Estados Unidos merece ser mencionada. España se ha convertido en un destino de moda para los estadounidenses durante el 2016, situándose en la cuarta posición (después de Reino Unido, India e Italia) según la empresas de estudios de mercado Sojern. Asimismo, de entre las ciudades que los turistas estadounidenses han querido visitar durante el 2016, Madrid figura en la novena posición y Barcelona en la décima. Según la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (FRONTUR) del mes de julio del 2016, España recibió un 2’8% de turistas procedentes de Estados Unidos de los 9’6 millones de turistas internacionales. Cabe destacar que todavía no se puede anticipar un efecto negativo en nuestro turismo nacional, bien por el poco tiempo de Donald Trump en la presidencia, bien por los pocos meses que llevamos de año.

  5. Carolina
    domingo, 2 de abril de 2017 a las 19:47 | #5

    1.- ¿Cómo está afectando las leyes anti-inmigrantes de Trump al turismo en EE.UU.?
    A raíz del veto a viajeros y a sus políticas migratorias, el presidente ha impactado negativamente al turismo. Desde la elección del presidente Donald Trump, el interés de los turistas para viajar a los Estados Unidos, ha bajado considerablemente, de acuerdo con agencias de viajes.
    Según un reporte del sistema de búsqueda para viajero Kayak, la disminución fue del 58% en búsquedas de vuelo a Tampa y Orlando desde el Reino Unido, y un 52% a Miami, 43% a San Diego, 36% a Las Vegas y 32% a Los Ángeles.
    La Asociación de Viajes de Negocios Global (GBTA) indica que desde que el presidente Trump fue electo, la industria turística ha perdido 185 millones de dólares.
    La aplicación Tolva, sobre vuelos, mostró una reducción de búsquedas hacia EEUU en un 17 por ciento, publicó The Guardian.
    El bajo interés de visitantes depende de las zonas en el mundo, pues expertos de Forward Keys que los viajes de las naciones musulmanas vetadas por el presidente Trump se redujeron en un 80%.
    Algunas ciudades estadounidenses ya están proyectando la reducción de visitantes extranjeros, como en Nueva York, que estima tener unos 300,000 visitantes menos, según NYC & Company, el grupo de marketing turístico.
    2.- ¿Qué leyes estatales se han creado o se pueden crear para evitar mezclar los negocios personales y la política en EE.UU.?
    Conviene tener en cuenta que existen dos factores que complican mucho el caso de Trump. El primero es que la ley federal de conflicto de intereses abarca a la administración pero no al presidente o el vicepresidente.
    Esto, de por sí, supone un amplio margen de discrecionalidad para cualquier presidente, pero especialmente para uno con tantos intereses económicos. El segundo tiene que ver con el hecho de que, a pesar del escrutinio minucioso de muchos años por parte de especialistas, nadie ha podido determinar con exactitud cuál es la fortuna del presidente electo.
    Como la Organización Trump no cotiza en la Bolsa y como el presidente electo no ha querido hacer pública su declaración de impuestos a pesar de la insistencia de sus detractores y de muchos amigos, no hay forma de establecer cuáles son todos los activos, tangibles e intangibles, que componente su patrimonio, ni cuál es exactamente el origen de todas y cada una de sus fuentes de utilidades, ganancias de capital/plusvalías o dividendos.
    Trump tiene un imperio internacional de bienes raíces que incluye propiedades de uso comercial, residencial o para oficinas, clubes o “resorts”, canchas de golf, negocios relacionados con el espectáculo o el entretenimiento y una marca que sirve para mercadear toda clase de productos. Una parte de estos negocios se dan en Estados Unidos y otra en medio mundo, incluida, por cierto, América Latina. De todo lo que tiene, es probable que lo que más valor represente sea lo que resulta más difícil de valuar: la marca. Muchas de las cosas que llevan la marca “Trump” no pertenecen a Trump sino a terceros que han adquirido una licencia para operar con ese nombre
    Es potencialmente infinita la lista de posibles violaciones a las reglas que Trump ha anunciado y a las instrucciones del fideicomiso. Y lo es no porque Trump lo haya previsto así, sino porque el hombre que fue y que es, la familia que tiene y los negocios que existen no desaparecerán de la noche a la mañana: él será presidente al mismo tiempo que todo eso seguirá existiendo. Ocurre, además, que la Constitución y la legislación dejan mucho espacio para la interpretación, que en el caso de un presidente será siempre política además de jurídica. Nunca la Cláusula de Emolumentos ha sido puesta a prueba en un tribunal norteamericano, por lo cual no existen precedentes que permitan acotar el margen de maniobra de un presidente electo a la hora de organizar la gestión futura de un patrimonio que, como es el caso actual, tenga ramificaciones internacionales.
    Esto, que en principio beneficia a Trump porque le da espacio para maniobrar, también lo perjudica porque la prensa y la oposición dedicarán una buena parte del tiempo a sustituir a los tribunales para llenar el vacío constitucional, legislativo y judicial. El patrimonio de la Organización Trump, o mejor dicho la gestión de esos activos, será uno de los grandes asuntos de la presidencia que está por estrenarse. De cómo salga librado Trump de esa discusión incesante y seguramente ruidosa, además de cómo acabe su presidencia, dependerá, por supuesto, cuánto se revalorizará o devaluará una marca a la que él pone hoy un valor tan alto.
    3.- ¿Efectos en el Turismo en España provocados por Donald Trump?.
    El Presidente de Estados Unidos puede frenar el turismo en el país que encabeza debido a las propuestas en su campaña, ya que en constantes ocasiones amenazó en frenar aún más el sector turístico.
    Hace unas semanas Trump giró la orden de que no entraran extranjeros provenientes de siete países, Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.
    Instaurando nuevas medidas de revisión de antecedentes para mantener a los terroristas islamitas de Estados Unidos de América.
    Los turistas de todo el mundo, están volteando a ver más países para visitar, ya que el Presidente de Estados Unidos, ha tenido un comportamiento no grato con sus visitantes.
    Aunque es obvio que al país vecino no le conviene que baje su turismo por las grandes pérdidas económicas que tendría.
    Por decisión propia los turistas de todo el mundo pueden sacar de sus planes a Estados Unidos por la actitud de su presidente.

  6. Naoelle
    lunes, 3 de abril de 2017 a las 15:01 | #6

    1.- ¿Cómo está afectando las leyes anti-inmigrantes de Trump al turismo en EE.UU.?

    Las leyes anti inmigrantes de Trump para los 6 países a la mayoría musulmana tienen recupercusiones sobre el turismo en EEUU por diferentes razones. Resulta más difícil para los viajeros entrar en los EEUU por su doble nacionalidad o antiguo viaje en uno de esos países. Aunque su nacionalidad no sea afectada por la nueva ley, el riesgo es importante porque la entrada en el país se hace gracias a un pasaporte donde se apunta cada viaje. Además, la reputación mundial de los EEUU se hace cada vez menos tolerante, lo que afecta la idea del ‘sueño americano’, el valor de libertad y de bienvenida. Para la mayoría de los países, Trump representa la inestabilidad internacional. Desde su elección en Noviembre se observó una caída de un 6,5% de las reservas de viajes a los EEUU. El país se está encerrando, como Cuba antes o la Corea del Norte. El hecho de hacer difícil la entrada y de cerrar las fronteras (con México) baja los viajes turísticos en el país, por miedo, complicaciones o desaprobación de la ley.
    Con una baja considerable del turismo, los precios suelen subir lo que complicará cada vez más los viajes turísticos. Además, podemos preguntarnos si el hecho de cerrar las fronteras obligará a los futuros viajeros el pago de un visa turístico. Del mismo modo que el Reino Unido que, además del Brexit, exige un visa del espacio Schengen y no europeo, las solicitudes complicadas para viajar desaniman a los viajeros.

    2.- ¿Qué leyes estatales se han creado o se pueden crear para evitar mezclar los negocios personales y la política en EE.UU.?

    Dado a la importancia de su negocio, Trump debería pagar un impuesto sobre el patromonio. No obstante, nunca lo pagó y declara que ‘cree que cortar los impuestos de los empresarios, de las corporaciones y de los más ricos generará un crecimiento económico’. Parece dificil separar sus negocios personales de su política. Dejó su imperio pero a sus hijos, o sea a su familia, lo que nos hace dudar en el hecho de que ya no dirige desde lejos.
    El nombre de Trump se conoce por todos, tanto como empresario como Presidente. Admite que su “victoria ha favorecido a su marca”. Intenta alcanzar su imperio al nivel mundial a través de su victoria y así tendrá a favorecer los intereses de los empresarios ricos y firmar acuerdos con otros países al nombre de los EEUU pero como segunda intención negocial.

    3.- ¿Efectos en el Turismo en España provocados por Donald Trump?

    Como lo hemos visto en la primera pregunta, si se necesita pagar un visa para entrar en los EEUU, el turismo se hará cada vez más complicado y Europa podría beneficiar de eso. Los estadounidenses que visitan España representan un porcentaje bajo del total de los turistas pero Trump está compartido entre obtener un dólar fuerte o débil. Si logra aumentar el valor del dólar, los estadounidenses tendrán a visitar España, que es uno de los países más barato de la Unión Europea.
    Lo más importante con la victoria de Trump es que sus ideas están llegando a Europa, en particular a Francia con las elecciones presidenciales del final del abril. La candidata Marine LePen, que representa el Frente Democratico Nacional (Front National) está de acuerdo con Trump y quiere de la misma manera cerrar las fronteras y salir de la Union Europea. Con un porcentaje importante de turistas franceses en España, como inversiones realizadas en el país, el turismo español sería mucho más afectado.

  7. Mario Fernandez
    martes, 4 de abril de 2017 a las 00:08 | #7

    1. El hecho de que los recientes decretos anti inmigración aprobados por parte del gobierno de Donald Trump estén afectando al sector turístico de EE.UU es una realidad. Si nos centramos en las consecuencias más directas, es indiscutible concluir que los visitantes de las 7 nacionalidades vetadas (Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen) quedarán excluidos durante 90 días de acceder al país, y, por tanto, de contribuir al sector turístico. Si bien dichas naciones no aportan más de un 0,1% a los ingresos del sector en EE.UU, también debemos tener en cuenta los posibles efectos indirectos que esta decisión política puede acarrear al turismo. No debemos olvidar que las nuevas políticas no se limitan al mero veto de entrada a ciertas nacionalidades, ya que también se materializarán en controles mucho más severos en materia de requerimientos para las visas de entrada al país para muchos otros países, así como una casi total prohibición de entrada a refugiados que busquen asilo. Todas estas medidas están causando un descenso relativo en cuanto a visitantes extranjeros al país por motivos de turismo que no fue tan baja desde el 11-S. Las razones se atribuyen a la incertidumbre que el gobierno en el poder inspira, además de cierta antipatía o rechazo hacia EE.UU por parte de muchas otras personas en el mundo. Por otra parte, no debemos olvidar que todo esto ocurre en un momento en el que el dólar está revalorizándose respecto a muchas otras divisas, lo que hace que el viaje y estancia al país americano sea menos viable.

    2. Donald Trump consta como el primer presidente billonario que ha accedido a la Casa Blanca en la historia de EE.UU. es el Director Ejecutivo y mayor accionista de The Trump Organization. Dicha empresa se dedica a la gestión de múltiples propiedades y de hoteles repartidos por el mundo entero. El pasado mes de noviembre, el presidente anunció que desde aquel momento en adelante se desvincularía de sus negocios para dedicarse enteramente a su labor política con el fin de evitar cualquier tipo de conflicto de intereses político-lucrativos. En cuanto a esta cuestión, no existe en la actualidad ninguna ley en EE.UU que impida compaginar ambas cosas. Sin embargo, sí se han redactado documentos legales que lo excluyen de su implicación en los negocios. A pesar de todo ello, no se puede tener la certeza de que Donald Trump se desvinculará de su empresa. Actualmente, existe la duda de que el presidente haga uso de su poder económico para facilitar la entrada de familiares en su Administración. No debemos olvidar que tres de sus hijos forman parte del equipo de transición presidencial. Por otra parte, es Steven Mnuchin, director financiero de la campaña de Trump, quien dirige el Departamento del Tesoro, y es él quien se encarga de diseñar la política fiscal del Presidente. Estos son indicadores claros de que no hay nada claro en cuanto a las declaraciones por su parte ni de que los documentos legales que han intentado excluirlo de este derecho estén surtiendo todo su efecto, pues es realmente complicado que Trump abandone totalmente los negocios cuando se trata de un millonario que sigue enriqueciéndose gracias a una empresa de la que siguen participando algunos de los miembros más cercanos de su familia.

    3.Tras los recientes cambios en la presidencia de EE.UU, es posible que haya un cambio de intereses por parte del turista español. Es por ello probable que el conjunto de leyes y medidas que están siendo tomadas por parte del gobierno estadounidense cause cierto rechazo a dicho país. No obstante, es bastante complicado afirmar que se están produciendo cambios en el sector turístico de nuestro país causados por el clima político en EE.UU. En este sentido, lo que sí es cierto es que el turista norteamericano sigue manteniéndose como uno de los mayoritarios para España. Por lo tanto, no podemos atribuir ningún efecto negativo claro para el turismo español a la situación política de ese país.

  8. Xarlixabier
    martes, 4 de abril de 2017 a las 13:02 | #8

    1. ¿Cómo está afectando las leyes anti-inmigrantes de Trump al turismo en EE.UU.?
    Obviamente, el turismo no solo se ve afectado por los flujos provininentes de los siete paises vetados sino tambien se podria ver afectado por la poblacion de paises de religion islamica, paises arabes, turistas musulmanes y turistas que no aceptan la medidas xenofobas de Trump.
    Esto puede afectar no solo al turismo en el pais sino tambien a todas las empresas americanas se dedican al turismo.

    2. ¿Qué leyes estatales se han creado o se pueden crear para evitar mezclar los negocios personales y la política en EE.UU.?
    El problema, en mi opinion, no son la creacion de leyes para evitar mezclar los negocios de Trump con la politica de un jefe estado y de gobierno, sino como hacerlo cumplir.
    Bien es sabido que Trump e incurrido en numerosas ocasiones en infracciones en el regimen de incopatibilidades. Sonado fue cuando en Twiter intercedió para defender el negocio de su hija Ivanka Trump cuando una firma rescindio el contrato con los productos de la hija de Trump. El hecho de que el presidente Estados Unidos utilice la cuenta de una red social para defender los intereses familiares es totalmente inadmisible.
    El peso del congreso tiene que recaer en estas irregularidades para que Trump, cumpla la ley como todo el mundo. Claro está, que para ello se tendrían que poner de acuerdo democratas y republicanos, y eso es muy dificil. No obstante, si sigue Trump con su autoritarismo, preveo que los partidos acercaran posturas, eso si, ya se verá para implantar que medidas.

    3.- ¿Efectos en el Turismo en España provocados por Donald Trump?
    El flujo de turistas de Estados Unidos a España es claramente al alza y aunque todavia no haya datos de 2017 parece que no ha modificado esta tendencia.
    En principio, no se creo que las politicas de Trump pueda afectar al turismo en España.
    No obstante, el sobreproteccionismo de las empresas americanas y autoconsumo promomovido por el presidente puede afectar a las empresas turisticas españolas por parte de los fervientes seguidores del presidente, que no olvidemos que tuvo un gran apoyo.

Comentarios cerrados.