Inicio > Agencias de viajes, Alojamiento, Cruceros, Servicios, Transporte > Buscando el Futuro de los Cruceros

Buscando el Futuro de los Cruceros

martes, 14 de febrero de 2012

Es prácticamente imposible localizar a alguien que hubiera hecho un crucero hace 10 años. Sin embargo, al mismo tiempo, resulta complicado no conocer a muchas personas que hayan hecho un crucero en los últimos 3 o 4 años. De hecho, los cruceros han sido uno de los negocios turísticos que más rápidamente han crecido en la década.

El Consejo Europeo de Cruceros (ECC), una asociación de las principales empresas de cruceros operando en Europa formada por 30 miembros y 34 miembros asociados (http://www.europeancruisecouncil.com) indicaba en uno de sus últimos informes que casi cinco millones de pasajeros visitaron a bordo de estos barcos la costa española en 2010 -solo superada en Europa por la costa italiana-. De esa forma, el negocio generó ese año en el país 1.186 millones de euro según el ECC habiéndose así duplicado el volumen de negocio en sólo cinco años desde los 683 millones de euros generados en el 2005.

Las agencias de viaje encontraron en el ámbito de los cruceros un campo interesante donde el turista tiene que comprar un paquete vacacional completo que, además, incluye una duración media o larga. Ese formato se contrapone con la creciente tendencia en el turismo terrestre hacia compras muy fragmentadas, a distintos operadores y de menor duración, para el desarrollo de sus vacaciones). Por tanto, los paquetes articulados en torno al crucero han ofrecido buenas oportunidades de rentabilidad para agencias, “tour operadores” especializados y las propias empresas gestoras y propietarias de los barcos.

Sin embargo, al mismo tiempo, el sector parece comenzar a mostrar ya algunos síntomas de agotamiento. La oferta ha crecido espectacularmente y, con ello, se han comenzado a producir importantes reducciones de precios por parte de algunos operadores. La fuerte competencia en precios y las ofertas por compra adelantada han ganado importancia como argumentos de venta en los últimos dos años. Además, el naufragio del crucero Costa Concordia en las costas italianas ha supuesto también una importante perdida de imagen para el sector en Europa.

En este contexto, los cruceros parecen haber ya empleado todos los argumentos imaginables para diferenciarse. Un reciente artículo en el periódico El País ilustra bien alguna de esas tendencias, incluyendo, a título de ejemplo, los cruceros temáticos, los ambientados con personajes infantiles, los cruceros para personas de ciertos niveles de edad (ej. barcos para jóvenes en exclusiva, para familias, para mayores), o, desde otro punto de vista, los cruceros para personas homogéneas en su condición de viajeros solitarios (“singles”) o incluso en su condición de estar en disposición de querer encontrar pareja.
http://elviajero.elpais.com/articulo/viajes/Rapunzel/Paco/Roncero/elpviavia/20120210elpviavje_2/Tes

Y, sin embargo, pese a todos los desarrollos que ya se han hecho, será necesario todavía seguir buscando fórmulas originales para plantear estrategias de negocio capaces de proporcionar ventaja competitiva a una oferta de crucero frente a otras ofertas competidoras. El reto será identificar algunos planteamientos innovadores que puedan ayudar a definir estrategias de negocio rentables para los cruceros. ¿Alguna idea?

 

  1. EsperanzaDDR
    miércoles, 15 de febrero de 2012 a las 13:35 | #1

    Documentandome acerca del tema he observado una gran variedad de cruceros que no imaginaba que existiesen como por ejemplo el Norwegian Epic compuesto por 118 camarotes diseñados para solteros que se agrupan en torno a un punto de reunión social sin tener que pagar un recargo ( a menudo se les hace abonar el precio de dos personas simplemente por ocupar la cabina por su cuenta).

    Como bien apunta el artículo, los cruceros están cada vez más especializados en distintos tipos de clientes, en distintas temáticas e incluso travesías. Esto sugiere que en los pocos años de vida de este sector ha sido muy explotado. Por eso es difícil pensar en cómo innovar en un campo en el que parece todo inventado. Existen cruceros como el Alture of the Seas que utilizan el agua como espectáculo con acrobacias y componentes de DreamWorks incluyendo películas en 3D, desfiles y exhibiciones sobre hielo..

    Sin embargo hay muchos problemas a los que hacer frente en el ámbito de los cruceros. Con más motivo ahora, con lo sucedido con el buque Concordia. Y no es solo este caso , también hablamos de robos, resentimiento de instalaciones que han llevado incluso al suspenso del crucero en mitad del viaje…
    La seguridad es básica a la hora de viajar, puesto que una característica clave del cliente genérico de cruceros es que quiere tranquilidad, no preocuparse por nada, tenerlo todo hecho y no tener que pensar en problemas. Por eso mismo considero que es una prestación en la que los cruceros han de centrarse mas para poder garantizar que el crucero es el lugar idílico para viajar por el mundo visitando ciudades con la mayor tranquilidad.

    Para concluir, señalar que respecto al “ boom” de los cruceros y su consecuente crecimiento quizá los responsables se han excedido en sus macro-estructurass y pueden que estén olvidándose y desatendiendo al perfil de clientes que está harto de ciudad y sobrepoblación y que quizás les gustaría más estar en un entorno menos masificado y con un trato más personalizado como el que por ejemplo ofrecen algunos cruceros fluviales.

  2. Fernando
    jueves, 16 de febrero de 2012 a las 03:19 | #2

    Centrándonos exclusivamente a lo que se refiere a aportar alguna idea sobre las estrategias de negocio rentables para los cruceros, mediante la innovación, cabe resaltar, que si por algo se caracteriza la industria de los cruceros en los últimos años, es por la fuerte inversión hecha en la diferenciación, y la especialización para poder competir sobretodo, con la oferta de tierra (como hoteles, parques temáticos, resorts, oferta paisajistica, ….)
    Lo que sivería un error seria la guerra de precios entre cruceros, ya que se trata de una industria, donde cada barco ajusta sus servicios a nichos muy concretos y altamente diferenciados, por lo que el turista que busca un paquete económico y no le importa la masificación, o el de lujo que busca exclusividad en barcos pequeños y lujosos,… tendrían su crucero «soñado». Por lo que apostaria por un mercado donde la diferenciación y el enfoque fuesen más determinantes que el liderazgo en costes.
    Uno de los aspectos que mejoraría de los cruceros sería su imagen, ya que en cuestiones medioambientales y preocupaciones referentes a las condiciones de vida y trabajo a bordo de estos, la seguridad y sanidad a bordo, y muchos otros temas pendientes reclaman una aproximación ética y responsable si la industria del crucero quiere mantener su calidad en el servicio en un marco de sostenibilidad y competitividad en el futuro.
    Como idea final, y por aportar algo «innovador», yo apostaría por crear cruceros que, manteniendo las dimensiones actuales medias y los servicios, estuviesen construidos y/o ambientados intentado reproducir o emular barcos míticos como los que capitanearon Magallanes o Cristóbal Colón y que hiciesen las rutas exactas de algunos de sus viajes.

  3. Estefanía
    jueves, 16 de febrero de 2012 a las 13:57 | #3

    El sector de cruceros está sufriendo un estancamiento debido a lo «poco novedoso» que puede resultar ya navegar unos días a bordo de un «gran barco».
    El mercado año tras año se vuelve más exigente y competitivo y no es fácil luchar para mantener un producto en lo más alto.
    Algo que se vuelve muy novedoso y exclusivo acaba explotándose hasta tal punto, que se convierte en algo imitado y de menor valor para el cliente.
    Es normal que se recuran a estrategias genéricas de negocio tales como el liderazgo en costes, ya que cuando un producto no es exclusivo de una sola empresa hay que «COMPETIR» para conseguir posicionarnos como LÍDERES.
    Como se comenta en el artículo , ya se están llevando a cabo muchas estrategias de diferenciación y enfoque por parte de las empresas del sector cruceros para ofrecer un «producto diferente» algo que atraiga al cliente a vivir una experiencia distinta, tanto a los clientes nuevos en este sector como a los que ya han viajado alguna vez en crucero.

    Mi propuesta se basa en las estrategias de DIFERENCIACIÓN y el ENFOQUE, lanzando una oferta de cruceros personalizados, hacer de alguna forma una combinación de las ofertas turísticas que actualmente se llevan a cabo y que se vienen realizando fuera de un barco en «tierra».

    Por ejemplo: el tan de moda «TURISMO GASTRONÓMICO Y ENOLOGICO» , se podrían elaborar travesías de varios días donde se combinaran los servicios de un crucero, con el complemento específico para los amantes de la gastronomía y el vino, ofreciendo cada día la presencia de chefs de prestigio y profesionales del vino, clases de iniciación en catas, talleres de cocina de innovadora, así como haciendo paradas en ciudades con gran importancia gastronómica «el mediterráneo». Una oferta para los amantes y curiosos de este tipo de turismo dónde la estancia en un navío de lujo pueda ofrecerles formas de combinar diversos tipos de ofertas turísticas. De esta forma se podría «tematizar» un crucero por temporadas.

    Se trata de estudiar «lo que el turista quiere» y darle forma siempre con un un punto de «exclusividad y diferenciación».

  4. Rogerio_Peixoto
    jueves, 16 de febrero de 2012 a las 23:07 | #4

    Si la cuestión es definir estrategias de negocio rentables para el sector creo – por los distintos comentarios hechos hasta aqui y por fuerza de la logica – que tendemos a concordar en que no se tratará de buscar Liderazgo en Costes como premisa fundamental, aunque la búsqueda por la eficiencia no pueda ser olvidada.

    La respuesta pués debe transitar entre Diferenciación y Enfoque, con lo que se deberá profundizar la especialización en nichos específicos ya corriente. Como innovación propondría asociarse de manera agresiva a companías aéreas para atraer más usuarios que no viven cerca de las regiones costeras, bien como invertir pesadamente en mercados como el Chino y el Ruso, por ejemplo.

  5. bipchi
    jueves, 16 de febrero de 2012 a las 23:49 | #5

    El mercado de cruceros si bien es cierto está muy explotado pero creo que todavía no ha llegado a su máximo nivel de saturación.
    Un crucero siempre se ha asociado a un gran barco con todas las necesidades requeridas cubiertas a bordo, y muy masificado pero por qué no pensamos en hacer cruceros en naviós más pequeños, «con cierto encanto» para los romanticos o de lujo para los más exigentes?
    Me parece interesante la idea de fernando «nando» de construir veleros inspirados en épocas pasadas adaptados a la vida moderna y recorrer tramos míticos y novedosos, como el de Colon a las Américas, podríamos recurrir a la interpretación para descifrar rutas maritímas.
    Además de lo apuntado anteriormente, se podría diversificar la oferta ofrecida en los cruceros, por ejemplo no sólo hacer excursiones de tipo cultural, sino que también se podrían ofrecer actividades acuáticas o en la naturaleza: snorkel, submarinismo, espeleología, senderismo….E incluso clases de temática marinera como las partes del barco, nudos marineros, el manejo del timón de un barco, etc, en barcos más pequeñitos, que podría ser una buen reclamo para un turismo de tipo más familiar.
    Podríamos también ofrecer cruceros cambiando la temática cada cierto tiempo, por ejemplo, 4 meses dedicado a la enología, otros 4 meses a la cultura española, otros 4 meses a la gastronomía de diferentes partes del mundo, es decir, ir innovando y creando cosas nuevas especializadas en un sector, cultura, gastronomía. etc para atraer a los cruceros a gente interesada en esa temática y por qué no celebrar allí también congresos.

    Rosalía

  6. Fernando
    viernes, 17 de febrero de 2012 a las 01:00 | #6

    Como dice Rosalía, el tema de celebrar congresos, conferencias e incentivos en cruceros, también podría ser una buena idea. Ya que en una clase práctica que tuvimos en el primer módulo con la encargada de «Viajes El Corte Inglés» vimos como por algunos congresos de 3 jornadas se manejaban precios por persona elevados ( 300, 400, 500 euros, etc…), y en la actualidad hay cruceros que disponen de salas de cine o de teatros a bordo donde se pueden meter a muchas personas, y en el caso de no disponer de recintos cerrados, siempre se podrían celebrar las ponencias y los actos en los espacios abiertos del barco.
    No olvidemos que para los congresos las reservas se hacen con bastante tiempo de anticipación, cosa que sería una garantía ideal para los cruceros, además del alto nivel de servicios que se suelen contratar en estos eventos. Como lo veis? Saludos!

  7. Oscuelar
    viernes, 17 de febrero de 2012 a las 12:28 | #7

    Los cruceros son resorts en movimiento, y supongo que se ofertaran diferentes tipos de excursiones, unas en base a lo que se espera de los resorts turísticos tradicionales; playas y otras actividades marítimas. Y luego las visitas culturales y tradicionales en función del lugar visitado.
    No estoy seguro, pero imagino que ya se harán visitas en España un poco más allá de los puertos de parada, como sucede en Florencia o Roma. Por ejemplo; si se para en Málaga se puede visitar Granada.

    Según he leído el sector se muestra optimista por el momento. A pesar del accidente del Costa Concordia parece que las reservas se han reactivado, y ya se encuentran en las mismas cifras que en 2011. Además en años anteriores el crecimiento ha sido considerable, pasando de 450.000 pasajeros en 2009 a 700.000 mil en 2011, y todo ello con la situación económica en la que nos encontramos

    Me han gustado mucho estas dos ideas!

    Fernando :
    Como idea final, y por aportar algo “innovador”, yo apostaría por crear cruceros que, manteniendo las dimensiones actuales medias y los servicios, estuviesen construidos y/o ambientados intentado reproducir o emular barcos míticos como los que capitanearon Magallanes o Cristóbal Colón y que hiciesen las rutas exactas de algunos de sus viajes.

    y

    bipchi :

    Además de lo apuntado anteriormente, se podría diversificar la oferta ofrecida en los cruceros, por ejemplo no sólo hacer excursiones de tipo cultural, sino que también se podrían ofrecer actividades acuáticas o en la naturaleza: snorkel, submarinismo, espeleología, senderismo…. E incluso clases de temática marinera como las partes del barco, nudos marineros, el manejo del timón de un barco, etc. en barcos más pequeñitos, que podría ser una buen reclamo para un turismo de tipo más familiar.
    Y ¿porqué no celebrar congresos en un crucero?

    No podemos negar que los cruceros funcionan bastante bien en la actualidad, pero lo normal es que sus clientes sean parejas mayores de 40-45 años y en ocasiones con hijos pequeños. Llevo un rato pensando en como lograr atraer un público joven a estos cruceros y la verdad que, juntar a estos dos tipos de clientes me parece complicado, sin ser excluyente. Esta claro que en un mismo barco puede haber diferentes tipos de viajes, y eso se logra con las oferta de excursiones, como ya han dicho Nando o Rosalia.

    ¿Sería factible una empresa de cruceros Low Cost?
    ¿y dividir un barco en partes? Es decir, por rangos de edad por ejemplo. O una parte para aquellos turistas que buscan más relax y otra parte para aquellos más juerguistas.
    ¿Y formar cruceros sólo para viajes de estudios? Bueno… esto sería una autentica locura.
    Ante todo tened cuidado si vais a un crucero, no vayáis a resbalar y caeros en una lancha, se han dado casos!

  8. Estefanía
    viernes, 17 de febrero de 2012 a las 13:05 | #8

    La idea de la oferta de conferencias e incentivos en cruceros me parece fantástica, si en algo estamos todos de acuerdo es en la diversificación de oferta en el sector de cruceros, como ya comenté anteriormente creo que se trata de ofrecer las formas de turismo más demandadas actualmente pero a bordo de un barco.

  9. Eduardo MV
    viernes, 17 de febrero de 2012 a las 14:27 | #9

    Hola a todos/ as.

    Me parece estupendo las ideas aportados por todos, pero yo apostaria mas por crucemos mas pequeños que los actuales en capacidad aunque ello conllevaria unos costes mayores y se verian reflejados en los precios finales pagados por el turista, pero aun creo que habria un buen margen. Me refiero a cruceros mas tematicos destinados a Universitarios en ultimos cursos en temas relacionados con Ciencias Maritimas estilo Greenpeace pero a una mayor escala y financiado en parte por universidades privadas.
    O tros podrian ser los Cruceros destinados a personas mayores y jubilados de un nivel adquisitivo alto donde prevalezca la tranquilidad, lectura, conciertos musica clasica, spa, etc. Otra linea de negocio serian Cruceros para directivos de empresas donde se convivan Ocio y trabajo.
    Otra idea innovadora seria derivar Congresos hasta ahora siempre en ciudades y con dinamicas rutinarias a trasladarlos a » Hoteles florantes».

    Creo que son ideas diferenciadoras donde existe un nicho aun por explorar aunque algo mas costoso y dificil de implantar a corto plazo.

  10. EsperanzaDDR
    viernes, 17 de febrero de 2012 a las 14:42 | #10

    Estoy completamente de acuerdo que el peor recurso seria la «guerra de precios».
    Como dice Estefanía, a mí tambien me parece genial la idea de Rosalía los congresos y cruceros son dos sectores que podrían cooperar perfectamente. Además hay profesiones como la de los publicistas que realizan retiros para desarrollar «Brain storming», a las que también les puede interesar.
    Respecto a la idea de Fernando, es cierto que hay muchísimos cruceros temáticos pero me parece también muy bien ambientar un crucero con esas temáticas, en especial porque podrían hacer rutas como los antigüos marineros del siglo XVI. Además, esto podría ayudar mucho a las provincias costeras de nuestro país como por ejemplo; Galicia, Huelva, Cádiz, Almería, con una gran herencia marinera y una gastronomía muy especial.

  11. Fernando
    sábado, 18 de febrero de 2012 a las 18:37 | #11

    Es que a grandes rasgos, como apuntan muchos de los compañeros, esa seria la idea, la de trasladar todo tipo de oferta turistica de tierra exitosa a los cruceros, incluso la creación de nuevos eventos deportivos, por poner un ejemplo de TENIS, como una Master 1000 que se jugará durante una semana en un crucero, y donde el consumidor sería de clase alta y consumidor de servicios de lujo y donde pudiesen interactuar hasta cierto nivel, dicho público con los deportistas a los que admiran. Solamente con todos los patrocinadores que querrian sumarse al evento ya se recaudaría una importante suma de dinero para organizar el evento con cierta solvencia económica.

  12. Borja
    sábado, 18 de febrero de 2012 a las 21:33 | #12

    Como experiencia estuve en un crucero ¨final de carrera¨ y personalmente se podría dar mucho mas uso del que se le dio en dicho crucero. Eran muchas las horas que pasábamos en el barco sin hacer nada, esperando a que se llegara al próximo destino, para visitar la ciudad.

    Con esto quiero decir que en un crucero, un cliente puede tener todas sus necesidades cubiertas en cuanto a alojamiento, comida, seguridad, ocio…y diversos servicios que puede ofrecer un crucero, pero ademas de esto el cliente quiere mas y un crucero debería ofreces esas posibilidades.

    Se podrían tener distintos convenios con restaurantes, bares, tiendas..de las distintas ciudades visitadas para que los viajeros no estén todo el día metidos en el barco a excepción de las visitas que hacen diariamente por las ciudades y así se conseguiría que el cliente no tuviera que gastarse mas dinero para comer en la ciudad o no tenga que volver al barco para comer pudiendo ser eso un impedimento para muchos, al igual que tener que pagar las visitas guiadas que se tienen que hacer en muy poco tiempo.

    ¿no saldría mas rentable un crucero de menos días, pero con mas tiempo para visitar las ciudades?
    Un cliente que se decanta por contratar un crucero no quiere extres, no quiere desembarcar a las 10.00 am y tener que volver a embarcar a las 16.00 pm para el siguiente destino, aquí dejo un enlace donde se pueden ver que incluso, en cruceros, de 8 días se visitan 7 ciudades y tienes un precios muy elevados que es lo que hace que a día de hoy este sector se este viendo afectado.

    http://www.crucerosnet.com/msc/msc-melody/id/2153691–es/fiche.html

    De esta pagina me llama la atención un crucero que vale 800€ y son 18 días de los cuales 11 son de navegación. Imaginaros 11 días sin ningún tipo de entretenimiento. Por eso comparto la idea de mis compañeros de organizar todo tipo de actos, como eventos, gastronómicos, espectáculos, incluso como han dicho algunos compañeros, de hacer cruceros de menor tamaño, hacer un estudio de mercado y dirigirse al mercado que sea mas rentable, adaptando el crucero a las necesidades de dicho mercado.

  13. Rocio
    sábado, 18 de febrero de 2012 a las 22:38 | #13

    El sector turístico es un sector que tiene que siempre está en continuo cambio, donde no paran de salir nuevos productos. Uno de esos productos nuevos son los cruceros. Los cruceros nacieron para hacerle la competencia a los clásicos “resort” del Caribe que empezaron a masificarse. Al principio, los cruceros iban dirigidos a clientes con un nivel adquisitivo alto que buscaban cosas parecidas a los resort, ya que estos ofrecen todo tipo de servicios sin tener que salir del recinto, pero de una forma diferente y esa forma diferente era un gran barco. En la actualidad, los cruceros están masificados (con alguna excepción de cruceros de lujo) y se están empezando a quedar anticuados.
    El principal problema que le veo a este tipo de turismo es que los 4 empresarios que hicieron la inversión en un principio no han sabido ir actualizándose y renovándose en el sector para que dicha actividad no decaiga.
    Estoy de acuerdo con mi compañera Rosalía en que se deberían de hacer navíos más pequeños o “con encanto”, porque a pesar de que tendría seguramente unos costes más elevados, no estarían masificados y la experiencia que tuviese uno de esos clientes sería muy distinta a la que pueda vivir un cliente de un crucero donde van a bordo unas 500.000 personas. Digamos que sería todo como “más familiar”.
    Pero también tengo que decir que estoy en desacuerdo con la idea de hacer un crucero de congresos, ya que un congreso no suele durar más de unos 2, 3 o 4 días como mucho (aunque hay algunos que duran más). Si queremos hacer un crucero que tenga una duración de 4 días no saldría nada rentable porque tendría unos costes elevadísimos y el “billete” del congresista sería mucho más elevado que el de un crucero normal de unos 10 o 12 días.

  14. bipchi
    sábado, 18 de febrero de 2012 a las 23:08 | #14

    Estoy de acuerdo en el problema que comenta Borja, ya que en los cruceros a diferencia de los resorts la gente si sale de ellos para realizar actividades culturales (a toda prisa) en los lugares donde paran éstos, y por este motivo la gente apenas disfruta de la gran cantidad de actividades y espacios lúdicos (piscina, spa, solarium, gimnasio, pista de tenis…) de que disponen éstos. Si bien es cierto para esas ciudades en las que paran los cruceros suponen una gran riqueza económica. Entonces ¿pensais que sería mejor que la gente no bajase del crucero en los x días que permanecen de viaje para así aprovechar más lo que es el barco aunque esto en realidad no suponga un mayor ingreso para el crucero ya que los turistas suelen ir con paquetes cerrados? o, ¿pensaís que es mejor la fórmula utilizada hasta ahora en la que varias partes pueden beneficiarse?
    A título personal he de decir que unos amigos míos realizaron un crucero en el que visitaron 7 paises en 7 días por los fiordos noruegos, claro está que no se conoce nada de un país en tampoco tiempo, pero lo que tratan de dar ese tipo de cruceros son pequeñas pinceladas de diversas culturas, que si en un futuro te apetece conocer algo más de ellas volveras. Esto visto desde un punto de vista estrictamente económico tiene su lógica ya que vende un «aperito» hoy para disfrutar de algo más mañana, es decir, futuros clientes potenciales, ¿alguien lo ve así o no?
    En cuanto a lo de celebrar eventos deportivos en un crucero como decía Fernando, podría estar bien, ya que muchos de ellos están dirigidos a un público muy especializado y con cierto poder adquisitivo, para poner un ejemplo de ello, la pasada Copa Davis en Sevilla, tenía un coste de acceso de unos 400 euros/persona por los 3 ó 4 días que duró añadiendo a esto el consiguiente gasto hotelero, de restauración, transporte, etc que trajo consigo.

    Rosalía

  15. bipchi
    sábado, 18 de febrero de 2012 a las 23:11 | #15

    Quería decír «aperitivo» no aperito

  16. Estefanía
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 12:56 | #16

    Leyendo todos los comentarios , voy hacer un inciso sobre dos reflexiones:

    -Sobre lo que comenta Borja de su experiencia en un crucero, es cierto que hay muchos ratos «muertos» dentro de un barco, pero de ahí el debate que nos traemos, poniendo de manifiesto la idea de dar un viaje más «a bordo» más temático, para que al cliente le resulte de lo más atractivo estar varios dias en un barco además de visitar distintas ciudades. De alguna forma lo que estamos intentando resolver es que el turista no perciba el crucero como un sitio dónde tiene «muchos ratos muertos».
    En cuanto a tu pregunta de si no sería más rentable menos días de crucero pero con más tiempo para visitar ciudades, creo que entonces no nos estamos centrando en lo que aquí debemos resolver, que son los cruceros, es decir, lo que se nos plantea de alguna forma es como podemos hacer que la demanda de cruceros aumente y un crucero no es un mero transporte marítimo si no «un resort flotante» donde lo que debemos conseguir es que el cliente pase la mayor parte de su tiempo (lo más entretenido posible) y lo de las paradas por la ciudades que sea un mero complemento.
    Que PERSONALMENTE pondría menos horas de barco y más de visitas… SÍ, pero porque realmente como turista a MI no me seducen la idea de los cruceros para pasar mis vacaciones ni de los resort, por lo que prefiero visitar directamente las ciudades pudiendo gastar el tiempo que yo quiera en el lugar.

    Quizás deberíamos plantearnos, (los que realmente como yo he manifestado no nos seduce nada un crucero) ¿que tendría que ofrecernos un crucero para que nos decidiéramos a contratarlo en nuestras vacaciones? ¿que nos tendría que ofrecer para que cambiáramos nuestra opinión sobre contratar un crucero?

    -En cuanto a lo que comenta Rocio de que no le parece buena idea la explotación del crucero como lugar de congresos e incentivos, pienso como ya dije al principio cuando lo comentó Fernando que el turismo de Congresos es un turismo que deja bastante dinero, de hecho las cuotas para asistir a congresos pueden ir desde los 100€ hasta los 1000€ o más por congresista, contando también con las aportaciones de los patrocinadores y demás.Se trata de un público muy profesionalizado que está dispuesto a pagar altas cuotas por asistir.
    Creo que se amortizaría más que de sobra con congresos de 4 días sin largos recorridos.

    Disculpad que al final esto se me ha hecho más largo de lo que pensaba.

  17. Rogerio_Peixoto
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 16:43 | #17

    Una idea que podría generar beneficios a todas las partes arrolladas, dentro de la línea de pensamiento que muy bien ha construído Estefanía al hacer «las preguntas correctas» sería tomar ventaja de las características principales de un crucero para organizar viajes musicales con presentaciones en directo de artistas conocidos pero ya no tán expuestos en la midia. Los amantes de la musica comercial de epocas pasadas ya se han vuelto más maduros (más capacidad financiera y menos tiempo para disfrutar) y los artistas ya no cuentan con «momentum» asi que podría ser atractivo para ellos presentarense en ese formato (publico garantizado e interesado). Una amiga cantante de California participó en un crucero con John Mayer que dió excelentes resultados financieros y satisfacción al publico – mi idea seria extenderlo a estilos como Disco, Motown, Pop de los 80, Classic Rock, Jazz etc.

  18. Alicia
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 17:03 | #18

    Después de leer el artículo de debate, y todos los comentarios de mis compañeros, mi aportación va a ir en la línea de dar respuesta a la pregunta que nos plantea Estefanía: ¿qué tendría que ofrecernos un crucero para que nos decidiéramos a contratarlo en nuestras vacaciones?

    – Para contratar un crucero no diferenciado, la estrategia de negocios que debe seguir es liderazgo en costes,ya que por su capacidad de clientes y su tamaño se encuentra en una posición privilegiada para conseguir economías de escala. Considero que este tipo de cruceros debería de trabajar en la línea de mejorar las condiciones turísticas de los pasajeros en tierra (más asequibles, más oferta y más facilidades).

    – Por otro lado, para contratar un crucero que siga la estrategia de diferenciación pienso que debería de trabajar en la línea de su capacidad,reduciéndola y así ofrecer servicios y condiciones que el cliente perciba como valiosas.

    – En cuanto, a la estrategia de enfoque, imagino que deberían ser cruceros que se dirigieran a un nicho que buscara experiencias que no podría obtener a través de otros medios, como pueden ser pequeños cruceros que ofrezcan los cómodos servicios de un hotel, a la vez que se encuentran al servicios de los clientes para la práctica de deportes acuáticos, o deportes estrechamente relacionados con el litoral.

  19. encarnab.castro
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 17:20 | #19

    Centrándome en la pregunta que se nos plantea en este artículo os comentaré que;
    Estoy en total sintonía con el comentario de Fernando donde destaca la importancia de no estar a favor de la guerra de precios y además estoy de acuerdo con la creación de rutas específicas.
    La diferenciación por niveles dentro del barco podría suponer un atractivo para los futuros clientes, ya que se trataría de ofertar algo muy específico para un determinado grupo de personas, como por ejemplo, estructurar el barco por edades donde a cada sector concentrado en esa zona se le ofrezca lo que necesita. De esta manera, estoy de acuerdo con lo que ha comentado Oscar sobre este mismo tema.
    Por otro lado, sería interesante que en la nueva producción de barcos se redujeran el número de plazas, es decir, evitar el turismo de cruceros masivo. Con este formato, podríamos ofertar plazas reducidas, ofrecer actividades exclusivas para un público exclusivo, y por tanto, podríamos llegar a un público más excluisvo y no masivo y en consecuencia a este público le podríamos exigir un pasaje más caro.

  20. encarnab.castro
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 17:29 | #20

    El comentario de Fernando sobre los eventos deportivos sería un buena idea, porque como ya nos comentó Mª José Gutiérrez de TIC GROUP, hoy día todo lo que relacione turismo con deporte está dando un fantástico resultado. Y en relación a este tipo de eventos deportivos, tratar de conjugarlo con todo lo que le inquieta a ese tipo de público que pudiera acudir a estos «depor-cruceros», donde además de ver un partido de tenis único, pudiera ver exposiciones únicas relacionadas con este deporte, acudir a conferencias realizadas por expertos de este deporte y por supuesto poder relacionarte con ellos ya que se encontrarían alojados en un mismo barco durante un tiempo determinado.

  21. encarnab.castro
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 17:42 | #21

    En relación al comentario de Borja sobre las horas de estancia en cada una de las ciudades que atraca el barco, mi aportación es la siguiente:
    Podrían ofertarse cruceros pero con algunas peculiaridades, es decir, plantear la posibilidad de subir en un barco en una determinada ciudad y dar al pasaje la opción para que en la ciudad que desee puede bajarse, por lo que si una persona está interesada en visitar a fondo una ciudad lo haga. De este modo podrá visitar esta ciudad y cuando vuelva a atracar de nuevo el barco en esa ciudad volver a subir.
    Además se podría dar la posibilidad de realizar una ruta por tierra desde que atraca en la ciudad elegida por el pasajero hasta una ciudad diferente én la que atraque el barco al cabo de unos días. Sería una combinación interesante.

  22. encarnab.castro
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 17:59 | #22

    En relación al comenario de Rocío en el que dice que no está de acuerdo con realizar congresos en un crucero estoy muy de acuerdo con ella y con su planteamiento. Los congresos tienen unas características determinadas muy concretas como son;
    El número de días de un congreso suele ser 3-4 días como máximo.
    Los acompañantes se reducirían mucho ya que supondría un elevado gasto para el acompañante.
    Si me pusiera en el lugar de un acompañante a un congreso, no iría nunca a un barco porque como acompañante me gustaría tener movilidad desde el lugar donde se realiza el congreso y no estar en un barco los días que dure el congreso.
    ¿Cómo lo veis vosotros?

  23. Rocio
    domingo, 19 de febrero de 2012 a las 18:06 | #23

    Estafanía cuando digo que un congreso en un crucero no sería rentable es por la siguiente razón. Pongamos de ejemplo un médico (que suelen ser de las personas que más asistan a los congresos). Este tiene un nivel adquisitivo alto y normalmente suelen ser personas que se interesan por su trabajo, por lo que se preocupan en todo lo relacionado con el avance para darle a sus pacientes la mejor solución.
    Hay un congresos para médicos sobre oncología al que van asistir los mejores profesionales e investigadores de este campo, y uno de los ponentes acaba de hacer un descubrimiento sobre un posible tratamiento casi indoloro y casi sin efectos secundarios para utilizar y dejando en un segundo plano las conocidas quimioterapia y/o raditerapia que son bastante agresivas en el cuerpo del enfermo.
    Este congreso va a tener una cuota de inscripción de 1.500 €. Los médicos, que en lineas generales tienen un nivel adquisitivo alto como he mencionado antes, pueden asistir a lo largo del año a unos 10 congresos (poniendo una cifra bastante alta, ya que lo normal es que asistan sobre unos 5 congresos al año). Creeis realamente que estarían dispuestos a pagar ese precio por todos los congresos a los que asistan?? Siendo muy positivos asistirian a unos 2 o 3 congresos de esas caracteristicas en todo el año, y un navio de esas características no podría mantenerse todo un año ofreciendo ese número tan bajo de congresos. Además si se decidiera hacer un número reducido de congresos para después ofertar otro tipo de crucero más convencional, los costes para realizar los cambios pertinentes serían bastante considerables.

  24. Elena
    lunes, 20 de febrero de 2012 a las 01:11 | #24

    Mi estrategia de diferenciacion sería atraer una demanda con mayor poder adquisitivo ofreciéndoles servicios exclusivos , boutiques , galerias de moda y cósmetica de las principales marcas como Chanel , Dior …etc incluyendo tratamientos wellness y de belleza .Además incluiriamos una oferta gastrónomicas más cuidada adaptada a un cliente más exigente.
    Nuestro objetivo seria atraer un cliente con un nivel de gasto superior ya que se ha desmostrado que pese al la crisis que vivimos este año el gasto en artículos de lujo han superado la cifra de ventas de otros años .

  25. Estefanía
    lunes, 20 de febrero de 2012 a las 02:51 | #25

    Rocío entiendo tu razonamiento, pero el ofertar congresos en cruceros no quiere decir que sea un barco que solo se dedique a realizar congresos todo el año… sería una forma más de diversificar la oferta de cruceros, entre las muchas que puede dar un barco de esas características y con esas instalaciones, o al menos yo me refería a eso cuando hablaba de congresos en un barco.
    Se trata de volver a dar un lanzamiento a los cruceros, por lo que creo que cualquier idea de las que se han expuesto aquí de ofrecer «NUEVAS FORMAS DE DISFRUTAR EN UN CRUCERO» son interesantes para evitar que este sector caiga en desuso.

  26. mariamanzano
    martes, 21 de febrero de 2012 a las 02:26 | #26

    Hola a todos/as:

    Veo que hay un pequeño debate a la hora de ofertar o no congresos en los cruceros, pues bien esto ya existe y yo he podido experimentar este tipo de crucero hace 3 años, era un congreso internacional para peluqueros de una famosa marca, en el que se impartian cursos y charlas de reconocidos peluqueros de todo el mundo. Este crucero a su vez hacia un recorrido en diferentes puntos como sicilia, cerdeña, …
    El barco era de uso exclusivo del congreso y en él estaban unas 2.000 personas, imaginaros si la inscripción costaba unos 600 o 700 € aprox, ¿Llegan a ser rentable este tipo de ofertas?, ¿Se benefician las compañias con este tipo de servicio?.

    Sin duda considero que si y estan ayudando a evitar perdidas en algunas compañias.

    Mirando por internet me he encontrado con este articulo tan interesante y hay compañias que ya se han puesto en marcha y existen ciertos parecidos con algunas ideas que habeis escrito.

    http://www.cincodias.com/articulo/sentidos/negocios-turismo-relax-velocidad-crucero/20110604cdscdicst_2/

  27. mariamanzano
    martes, 21 de febrero de 2012 a las 02:40 | #27

    (Cambiando un poco de tema)

    Mirar que idea tan genial de explotar la marca disney,…http://disneycruise.disney.go.com/.
    Los padres se aseguran de que sus hijos no se aburren y ellos a su vez pueden disfrutar de excursiones de ensueño, buenas instalaciones, etc…
    ¿Que os parece?

Comentarios cerrados.