Inicio > Gastronomía, General > Alta cocina al alcance de todos: el aterrizaje del enfoque low-cost

Alta cocina al alcance de todos: el aterrizaje del enfoque low-cost

miércoles, 20 de mayo de 2009

imagen

Hace algún tiempo nos  sorprendía la noticia de que un nuevo enfoque de negocio,  bautizado como  «Bistronomie», estaba revolucionando el mercado de la alta cocina en la vecina Francia.

Un bistrot es un pequeño establecimiento o restaurante donde se sirve café y comidas sanas a precios económicos (el  low cost de la restauración), y el término bistronomie (bistrot+gastronomie) parece que fue acuñado por el periodista francés Sebastián Demorand al intentar definir la cocina de algunos reputados chefs parisinos comenzaban a servir sus recetas en sus bistrots.

El origen de todo parece situarse en la renuncia a las tres estrellas Michelin de  Alain Senderens con la excusa de que no quería verse condenado a tener que servir comidas a altos precios y tenía ganas de hacer un nuevo tipo de cocina a precios más asequibles.

Abierta la veda, fueron muchos los que se apuntaron a la moda, trasladándose la  idea  a España donde se han abierto restaurantes con este nuevo enfoque en diversas ciudades entre las que se incluyen Madrid y Barcelona ( con diferentes niveles de éxito).

En todos los casos, los restaurantes ofrecen menús del día que incluyen platos «de alto nivel» a precios asequibles que en muchos casos no llega a los 15 €  y menús de degustación  por unos módicos 50€.

La pregunta que nos hacemos es si esta nueva forma de hacer cocina puede ser una solución a la actual situación de crisis que atraviesa el sector de alta restauración en España y que se ha traducido en el cierre de más de un restaurante con estrellas Michelín en lo que va de 2009.

  1. fmatias
    viernes, 22 de mayo de 2009 a las 12:15 | #1

    Pues resulta que las empresas deben de explorar aquellas estrategias que mejor les garantice la supervivencia, que al final es su objetivo principal. Si consiguen sobrevivir con la estrategia de «Low Cost» pues muy bien, pero otras empresas pueden seguir la estrategia de diferenciación, consiguiendo un mejor servicio y ajustandose a las necesidades de personas con un poder adquisitivo más alto.
    Seguramente, si un restaurante cierra es porque no ha sabido posicionarse en el mercado siguiendo la estrategia adecuada y no ha conseguido su principal objetivo (sobrevivir a largo plazo).

  2. rserrano
    miércoles, 27 de mayo de 2009 a las 14:25 | #2

    bueno a pesar de que con el comienzo de las lineas aereas low cost practicamente podemos decir que casi todos los viajeros pueden viajar cualquier parte del mundo, para mi no signica que este nuevo concepto low cost sea a veces un concepto perjudicial ya que a menudo lo que las personas entienden por barato suele ser malo, y en lo que se refiere a la cocina siendo uno de nuestros mejores recursos animado por Chef de reconocido prestigio mundial deberiamos explotarlo no enfocado al low cost, sino como un elemnto diferenciador con respecto a otros destinos y explotarlo en consecuencia.

  3. rserrano
    miércoles, 27 de mayo de 2009 a las 14:27 | #3

    rserrano :
    bueno a pesar de que con el comienzo de las lineas aereas low cost practicamente podemos decir que casi todos los viajeros pueden viajar cualquier parte del mundo, para mi a veces signifca que este nuevo concepto low cost es un concepto perjudicial en ocasiones ya que a menudo lo que las personas entienden por barato suele ser malo, y en lo que se refiere a la cocina siendo uno de nuestros mejores recursos animado por Chef de reconocido prestigio mundial deberiamos explotarlo no enfocado al low cost, sino como un elemnto diferenciador con respecto a otros destinos y explotarlo en consecuencia.

  4. Cristinilla
    jueves, 28 de mayo de 2009 a las 14:14 | #4

    Aqui estoy deacuerdo con Raúl, auqnue tambien pienso que ambas opciones son buenas, tanto explotar el prestigio de nuestra cocina como el importar ese nuevo concepto y asi todos tendrán la posibilidad de acceder a ese tipo de restaurantes y comida. Asi que creo que una buena opción sería la de tener ambas opciones en el mismo restaurante y, de este modo, el cliente habitual seguirá teniendo su carta de siempre.

  5. benet
    viernes, 29 de mayo de 2009 a las 00:18 | #5

    Yo no pienso que lo que apunta cristina sea buena idea, me refiero al hecho de dar esa posibilidad de forma simultanea, pues puede que tus clientes habituales relacionen esto como una bajada de calidad como apunta raúl, en este aspecto no creo en que el low cost pueda implantarse tan facilmente en la restauración o por lo menos no en la cocina tradicional ni mucho menos en la nueva cocina.Este es un ejemplo de que al español le gusta comer y la nueva cocina creativa en ocasiones no satisface a todo el publico y no solo quizas por su alto precio que por supuesto hay que pagarlo.

  6. ecazorlamelilla
    martes, 2 de junio de 2009 a las 23:02 | #6

    Un cliente habitual no vería la bajada de pecios como una bajada de la calidad, es más probable que consigamos una mayor fidelización.
    Existen restaurantes de toda la vida, que en el momento de auge gastronómico que estaba imperando en España en los últimos tiempos, habían perdido esa esencia, para poner cartas más lujosas y encarecer abusivamente los precios, por poner a lo de siempre la coletilla «de diseño», «innovadora»…
    Tal vez sea una forma de recuperar «raíces», y a una clientela que no sabe muy bien donde ubicarse, pues no se ve en restaurantes de menús a 15 Euros,ni tampoco comiendo a 100.

Comentarios cerrados.