Archivo

Archivo para abril, 2015

¿Valoras tu hotel o simplemente vas a precio?

domingo, 26 de abril de 2015 10 comentarios

¿Valoras tu hotel o simplemente vas a precio?

(Un post de Juan Antonio Mota Navarro 22 DE ABRIL DEL 2015, hosterltur.com)

 

imagen

Bajar precios de forma indiscriminada para vender tus habitaciones hará daño a tu hotel a medio y largo plazo.

Esta conducta que suele ser muy habitual en diversos escenarios en el mercado, especialmente en esos periodos de temporada baja cuando deseas vender tus últimas habitaciones, echan al traste otro tipo de inversiones que puedes estar llevando a cabo para mejorar no solo tus ventas sino tu comunicación, tu posicionamiento en el mercado, tu branding en general.

¿Por qué no somos capaces de darle a nuestro producto el valor justo que merece dentro de su set competitivo?

Fijaros que no he hablado de “precio” sino de “valor”, es decir aquello que presumiblemente habla de nosotros, de esa percepción llena de matices inherentes a la intangibilidad de nuestros servicios y especialmente a todo aquello que encierra la vivencia de lo que somos, la experiencia que procuramos, ese factor diferencial que debe ser la hospitalidad cuando la unimos a buenas instalaciones y servicios para superar las expectativas de nuestros clientes.

No debemos olvidar nuestra posición como producto hotelero en el mercado. No todos los establecimientos hoteleros juegan en la misma división y si la demanda es débil habrá que estimularla pero sin perder la perspectiva de nuestro negocio.

Juegues donde juegues lo importante es no perder la referencia de quién eres y qué objetivos te has marcado consolidar en el mercado, no solo desde un punto de vista económico sino atendiendo a la consolidación de tu marca en el tiempo.

Vender dos o tres habitaciones a última hora bajando notablemente tu precio hasta situarla en una división en la que no juegas es como si estuvieras marcándole un gol a un equipo de benjamines y lo peor de todo es que te pueda generar una falsa visión de “esto funciona” , como si realmente el gol se lo estuvieras metiendo al campeón de la liga.

Y prodigarte, por qué no, “si funciona”, en este tipo de acciones que no solo repercutirá en tu RevPar sino en cómo los demás te ven.

Darle valor a un producto es tener en cuenta tus debilidades y fortalezas, conocer bien tu mercado y tu set competitivo y afianzarte con la adecuada estrategia en el lugar que mereces, ni más arriba ni más abajo, en el justo y preciso lugar en cada momento.

Tu posición en el ranking tendrá un precio X para determinado día y mañana podrá ser otra porque nadie puede entender el mercado y sus influencias sin dinamismo, sin análisis y sopesados riesgos.

Pero lo que no se puede olvidar bajo ningún concepto es tu posición como marca en el mercado, lo que los clientes opinan de tí, ese valor tan inherente a las emociones y a la experiencia del usuario que te diferencia del resto y que habla de tí aunque tú no hables porque son otros los embajadores de tu marca.

Esa es la perspectiva que no se debe perder y conviene estar tranquilos y analíticos cuando esa demanda parece no fluir.

Los hoteles no solo venden habitaciones. Si así fuese cualquier habitación nos parecería igual. La hotelería tiene un ritmo diferente, exige exhaustivo análisis y medidas ajustadas en un entorno muy voluble, cambiante pero, sobre todo, exige la premisa deno perder el equilibrio entre sus múltiples variables: precio, competencia, distribución, calidad, reputación, imagen, etc.

¿O acaso el valor de un producto hotelero no es la suma de los esfuerzos y las acciones implementadas para darle forma e identidad propia en el tiempo?

Si tu producto no avanza, no evoluciona es porque está muerto. Tu hotel de ayer no puede ser el mismo de hoy si haces los deberes con criterio.

Y esa lucha, ese esfuerzo tiene un premio en el tiempo cuando tus clientes te ven como un referente en el destino, algo más que un hotel alejado de bajadas de precio sin sentido, un hotel cuyo valor tienes que saber medir para optimizar tu precio y no dejarte llevar por una ventaja cortoplacista que daña más que la posible ganancia de unos cuántos caros euros.

 

Categories: General Tags:

Turismo y Gastronomía, un maridaje con potencial

sábado, 11 de abril de 2015 11 comentarios

26efbb1a90ef5eb081b7b2e51238b80a
Se considera que la gastronomía juega un papel vital en el turismo. Los chef de reconocido prestigio que tiene nuestro país, la calidad de nuestros productos,nuestras denominaciones de origen y una cocina variada, entendida como creación artística para el deleite, son nuestras claves de identidad y definen a la gastronomía como puntal de la marca España. Todo ello vislumbra la importancia que la gastronomía tiene y tendrá en el turismo. Incluso la labor de muchos profesionales que han promocionado en el exterior nuestros productos de calidad como el aceite, el jamón o el vino, genera un retorno turístico importante. Por su parte, los turistas son cada vez más exigentes y demandan nuevas experiencias y propuestas para sus alternativas de ocio. Por ello, junto a nuestra cultura, patrimonio, naturaleza y espectáculos, resulta importante proponer una gastronomía que aporte valor añadido a nuestra oferta turística.

Es importante además destacar la calidad de nuestra gastronomía a nivel mundial y sus precios más que competitivos, lo que unido a nuestro comportamiento cercano y afable con el turista, definen nuestra oferta diferenciada.

Los turistas que visitan la España interior lo hacen atraídos por nuestro patrimonio, pero también por la gastronomía. Se estima que el turismo gastronómico atrae a 7,4 millones de visitantes internacionales (Europapress, 2014), quienes definen la gastronomía como valor destacado de su satisfacción. Un aspecto que llama la atención al turista que nos visita es nuestra cultura de la tapa, así como nuestros bares y tabernas típicos.

Este año la ciudad de Cáceres ha sido elegida como capital española de la gastronomía. A su innegable atractivo turístico, patrimonio de la humanidad desde 1986 y tercer conjunto monumental más importante de Europa, añade su no menos reconocida cocina. A ello han contribuido la dehesa extremeña y las diferentes denominaciones de origen que tiene esta comarca, que pretende ser un referente nacional de turismo y gastronomía.

Según la encuesta anual sobre viajes y gastronomía realizada por TripAdvisor, la cocina española está considerada como la segunda mejor de Europa, por detrás sólo de la italiana. Nuestra cocina es sinónimo de dieta mediterránea, de productos de proximidad y de calidad. Para conseguir diferenciar estas experiencias gastronómicas es importante mantener la calidad y apostar por profesionales que, además de dominar la cocina, la promocionen a través de las redes sociales y la comercialicen con una adecuada estrategia de marketing. Para ello es necesaria la colaboración de todas las administraciones.

Es importante por ello destacar la importancia de impulsar este nuevo producto turístico a través de una mejor promoción y comercialización. En este sentido, en 2013 el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España y la Real Academia de Gastronomía firmaron un acuerdo de colaboración para impulsar la promoción de la gastronomía española como activo principal de la Marca España. Además, la Compañía Española de Financiación al Desarrollo destinará 15 de millones de euros para la internacionalización de nuestros restaurantes (Europapress, 2014). En esta promoción de la imagen de España a través de la gastronomía también debe destacarse la labor que desarrolla la plataforma Saborea España y el Basque Culinary Center.

Por todo lo comentado, turismo y gastronomía resultan ser un maridaje perfecto…

 

Cuestión para el debate:

Reflexionad sobre posibles estrategias de promoción y comercialización del turismo gastronómico español.

imagen 2

Categories: General Tags: