Archivo

Archivo del autor

Ingresos por Turismo, apalancamiento y apuesta de futuro.

lunes, 27 de mayo de 2013 6 comentarios

Ingresos por Turismo, apalancamiento y apuesta de futuro.

Recientemente el ministro del ramo nos ha recordado que España es el segundo país en ingresos por turismo internacional de todo el mundo y el cuarto en cuanto al número de entradas de turistas, por tanto se trata de una actividad clave para la economía española que representa el 11 % del PIB y el 11,4 % del total de empleo.

Por este motivo la consolidación de estos ingresos, hasta su conversión en un elemento estructural de la economía, se convierte en una prioridad capital, para poder garantizar el funcionamiento del Estado español, en general, y claro está por qué no pensar en dimensión una local en particular.

El ministro ha explicado que, por tanto, el objetivo de la política turística de España debe ser consolidar su posición de liderazgo en cuanto al número de visitas. En el segmento vacacional es el primer destino del mundo, con todo lo que ello supone para una economía.

La cifra de ingresos por esta actividad ha crecido de manera muy interesante, generando un poderoso atractivo para cualquier país que quiera arañar en un mercado cada vez con más competencia. Los datos económicos son abrumadores, 43.306 millones de ingresos por turismo, lo que representó un 0,65% más de forma interanual (Banco de España).

Con este panorama debemos pensar de forma decidida en el turismo para nuestra Región como una poderosa fuente de desarrollo local, ya que gracias a él podríamos contribuir a una mejora del saldo de nuestra economía, así como esperar que nuestra cuota de visitantes aumente. Todo esto es fácil suponerlo ya que la proyección de la actividad turística que se hace en el mundo (Panorama OMT del turismo internacional. Edición 2012) estima que en el 2030 la cifra de turistas puede llegar a 1’8 Millones, lo que representaría un crecimiento con respecto al momento actual del 80%.

Está claro que ahora es el momento de posicionarnos por varios motivos, en primer lugar por nuestra baja contribución, en cifras, de las visitas de turistas a Ceuta, en relación con nuestro país. En segundo lugar, porque es el momento de programar las inversiones necesarias (camas, transportes, servicios, formación, etc), ya que es una tarea que requiere una serie de años, y en  tercer y último lugar por el continuo descubrimiento de riqueza patrimonial, histórica y monumental con la que contamos que nos hace, a mi juicio, estar en un magnífica posición de despegue.

Pero hay mucho camino por recorrer, ya que de los indicadores económicos de turismo para Ceuta, en comparación con la media nacional[1], indican a modo de hoja de ruta el camino de las inversiones, las estrategias y aspectos en los que aún no alcanzamos esos valores que podríamos considerar estándar.

La ciudad de Ceuta, dispone de unas especificidades propias, que la hacen una región casi única, además de ser frontera de la Unión Europea en otro continente, con un país como Marruecos. Con estas características, Ceuta busca un modelo que le permita compaginar su situación actual, con una estructura productiva local en la que el 92,33% del PIB local lo aportó el sector servicios, el 3,75% la construcción, el 3,54% el sector secundario y el 0,38% restante el primario.

Según la Encuesta Turística del INE, en Ceuta había en el año 2010 un total de 14 establecimientos hoteleros y 897 plazas, en comparación con el mayor número de establecimientos hoteleros de España se encontraba en Andalucía (con el 16% del total).

En nuestro territorio autónomo hay 1,74 establecimientos por cada 10.000 habitantes, dato muy alejado de la media nacional (3,17), pero muy cerca de comunidades como Madrid (1,82), Comunidad Valenciana (1,97) y Murcia (1,29). En cuanto al número de plazas, en Ceuta existen 111,32 por cada 10.000 habitantes, cifra también muy alejada de la media estatal (297,17).

Sin embargo, el grado de ocupación hotelera en nuestra ciudad alcanzó el 50,47% en el año 2010, cifra muy cercana a la media nacional (51,19%), con un número de trabajadores de 178, lo que representa que cada cinco plazas hoteleras generaron un puesto de trabajo (la media nacional necesitó siete plazas para generar un puesto de trabajo).

Con todos estos datos es necesario trabajar para la igualarnos con las medias de nuestro país, y poder así conseguir una actividad turística de calidad, con condiciones competitivas y eficientes, que configuren una diversificación de nuestro modelo económico.

Categories: General Tags:

Dar cera, pulir cera

jueves, 28 de abril de 2011 4 comentarios

DAR CERA PULIR CERA
De la conocida película Karate Kid, hay una frase en la que todo el mundo coincide lo bien que representa la importancia que tienen las tareas previas para obtener éxito (dar cera, pulir cera).
En la película el joven protagonista, cansado de dicho ejercicio, llega a dudar si los trabajos que viene realizando (dar cera, pulir cera) son lo suficientemente importantes y necesarios para conseguir su objetivo, ser un luchador de karate, cuestión esta que queda clara cuando su protector le lanza unos golpes y el joven aprendiz los para todos.
Bien, en nuestro caso, nuestro objetivo es conseguir poner en marcha un proyecto de inversión y con éxito, que funcione, que sea posible, efectuable (dar cera) y que podamos conseguir la financiación suficiente para iniciar dicha empresa (pulir cera).
Las dos acciones son complementarias, igualmente importantes y necesarias para poder triunfar y conseguir que nuestra idea sea una realidad. Por ello comprender con suficiencia el razonamiento que hace que un proyecto de inversión, la selección y su posterior financiación, sean adecuados, son imprescindibles.
No debemos olvidar por ello que cualquier regla de inversión que no reconozca el valor del dinero en el tiempo no puede considerarse inteligente. Además el criterio del valor actual neto depende únicamente de los flujos de tesorería previstos procedentes del proyecto y del coste de oportunidad del capital. Cualquier regla de inversión que se vea afectada por los gustos del directivo, los métodos contables elegidos por la empresa (que tienen mucha carga de elección personal), la rentabilidad de los negocios existentes en la empresa (que no garantizan que se mantengan en los nuevos proyectos) o la rentabilidad de otros proyectos independientes conducirá a peores decisiones.
Otra fuente de confusión es que muchas personas confunden la tasa interna de rentabilidad y el coste de oportunidad del capital, debido a que ambos aparecen como tipos de descuento en la fórmula del VAN (son el denominador), pero la tasa interna de rentabilidad es una medida de la rentabilidad que depende únicamente de la cuantía y duración de los flujos de tesorería del proyecto, mientras que el coste de oportunidad del capital es un estándar de rentabilidad.
Por último encontrar los recursos necesarios y la adecuada financiación de nuestra idea, de nuestro proyecto, es otra tarea ardua y que también requiere acierto. Financiación propia y/o ajena, interna y/o externa, he aquí el dilema, establecer el corto y el largo plazo, y sobre todo conocer nuestra dimensión ideal puede ser clave para el éxito del proyecto.
Si a todo esto sumamos la época que estamos atravesando con una falta de liquidez grande, de confianza en el sistema, con una crisis financiera y económica mundial, un modelo económico que parece ya no responder a nuestras expectativas y un largo etcétera que de todos es conocido, se convierte en altamente necesario establecer unas pautas que nos garanticen que nuestra decisión sea de éxito.
Por todo ello, ahora más que nunca seguir los pasos (dar cera, pulir cera) podría constituir una buena ayuda para conseguir acertar en nuestro empeño.

Categories: General Tags: